28 de octubre de 2008

Todo es cuestión de acomodo

Que te digan que sos una bloguea pensante es, cuando menos, un interesante piropo. Que al año siguiente te premien nuevamente por lo mismo es, por lo menos, para agrandarse como galleta en el agua.

Antes de que me llamen engrupida, debo hacer la salvedad de que quien lo otorga no es otra que *cha-cha-cha-chaaaan* la propia Abrujandra. Yo creo que la amistad, al igual que el amor erótico, a veces obnubila. De este modo me explico el premio: Abrujandra, cegada por la amistad distante, sigue creyendo que mi intelecto aún funciona (o que alguna vez lo hizo). Yo agradezco el gesto de incondicionalidad y de amor. Porque recibir un premio de una bella persona, que nos ama incondicionalmente, y que, por su lucidez y su capacidad de sobreponerse, es admirable, es premio múltiple. Premio que uno se enorgullece de mostrar.

(Ahora bien, acabo de recordar que no soy autora única de este blog. Tal vez debería hacerme a un lado y no pensar que el premio pudo haber sido para mí. Quizá quien otorgó el premio de la figurita lo hizo pensando en esa otra persona que también es dueña de todo este mundo mítico. ¡Ajajá! Acabo de descubrir una maquinación maquiavélica por detrás de esta premiación. ¿No hay gato encerrado aquí? Pero... pero,... ¿no es esa otra persona nada más y nada menos que... Abrujandra?
¡Córcholis y recórcholis! ¡Pámpanos y repámpanos! Mejor disimulo y hago como que no me avivé y digo mi discurso de aceptación del premio)

Ah... ¿qué me decís? ¿Eh? ¿no termina así nomás? Ah sí, los cinco premiados por mí, sí, ahí van:
mano de mandioca
mitakuye oyasin
luna guerra
blogyonotengo
gritos verticais

A todos, muchas gracias por asistir a esta premiación y, sobre todo, a los premiados, por dejarme el regusto que pervive luego de la rápida deglución: la del pensamiento que ejerzo -- rumiante.



Si tú eres uno de los premiados, y sólo en ese caso, escribe un post e incluye en él 5 blogs que te hacen pensar (con enlace, link, a cada uno de ellos para que puedan ser visitados).Haz en tu post un link al post de Ilker para que se pueda encontrar el origen de este premio.Opcional: muestra con orgullo el PREMIO THINKING BLOGGER AWARD con un link al post que tú escribiste.Como alternativa, puedes elegir color dorado o plateado, según decidas conforme al diseño de tu blog.
The participation rules are simple:
1. If, and only if, you get tagged, write a post with links to 5 blogs that make you think,2. Link to this post so that people can easily find the exact origin of the meme,3. Optional: Proudly display the 'Thinking Blogger Award' with a link to the post that you wrote (here is an alternative silver version if gold doesn't fit your blog).

22 de octubre de 2008

Chake el poncho negro





Dicen que en casa de herrero, cuchillo de palo, creeme que esto me lo tejí porque no tenía abrigo este invierno neuquino que no quiere irse, me abrigó mucho, mucho.
Algunas cosas que encontré y otras que recuerdo de los ponchos negros, mientras cuchareo un frasco de dulce de leche de ese nombre.....miám,miám. ¿Querés?

1-Un tal Ibarra, arquero de un club de Canarias (las islas supongo) que hizo leyenda en la década del '60, viejos hinchas lo recuerdan con el mote de Poncho Negro.
2-"El Diablo, a mediados del siglo XVII se había empecinado en introducirse en los conventos de monjas mediante variados artificios, privilegiando los disfraces alusivos a animales que con su aliento insuflaban las sotanas dejando al descubierto toscas ropas interiores. Obviamente, su propósito era perturbar la intimidad espiritual de las devotas, las que luego debían extremar los silicios (auto-flagelantes torturas en sus cuerpos) para alejar al rey del mal y así recuperar la pureza que les otorgaba pasaporte al reino de los cielos. En un convento de la ciudad de Concepción, el Diablo cambió de atuendo y disfrazado de huaso se introdujo en la celda de una monja de singular belleza envuelto en un poncho negro.

Al parecer el lascivo demonio se habría quedado con la boca abierta engolosinado con los ojos oscuros de la devota, aparte de que ésta tuvo la entereza de sostenerle la mirada, con lo que el malvado perdió energía y enredó el poncho en los barrotes de la ventana. La terrible experiencia habría ocasionado tal conmoción en la monjita que debió ser atendida por el resto de sus días mediante siete rosarios matinales y doce de los mismos luego del medio día, rutina que se mantuvo hasta el instante en que la devota se despidió de este mundo. No hay registros de que hubiese escapado del infierno. Sus últimas palabras corroboran la duda: “Me mancilló el Diablo”, suspiraba en lamentable angustia. En cuanto al poncho, se intentó quemarlo en presencia del obispo, autoridad que viajó excepcionalmente a la capital penquista, sin que ello lograra que el poncho se convirtiera en cenizas, con lo que envuelto en una piedra colosal fue lanzado al fondo del río Biobío. Pescadores aseguraban que cada vez que recogían las redes un poncho negro les arrebataba la mercancía."
3-Una leyenda viviente con este apelativo Don Ernesto Sánchez Silva, es protagonista de esas historias que encuentro sin querer y me fascinan.
4-En Ecuador, en el centro mismo de sus Andes, aún los salasacas usan, las mujeres una falda negra y los hombres un poncho negro en señal de duelo por la muerte de Atahualpa. Qué fantástico.
5-El ahó-ahó en el Paraguay, es uno de los tantos personajes de leyendas, absolutamente alucinantes. Ahó quiere decir, en guaraní: ropa. Ahó-ahó es peludo, pero peludo de pelos largos y negros, parece un poncho negro que te come si te perdés en el monte y no tuviste el tino de subirte a una palmera.
6-También creo, no tengo datos precisos que en el noroeste de nuestro país llaman así a los espíritus que te habitan la Puna y que hablan con los chamanes, ellos les dan poderes.

Ah...chake (en guaraní también) se usa para decir "cuidado", pero cuidado de amenaza...tipo...guarda conmigo que te agarro bajo el poncho negro y no te vas a olvidar ja.
"Aquí viene Poncho Negro, el jinete más auténtico y más audaz, con Calunga compañero."
¿Te acordás?

20 de octubre de 2008

Chal de Eva


Salvo una compañera que tuve en secundaria, no conozco a nadie con ese nombre.
Así se llama el chal que hice empleando las instrucciones de su propia creadora. Su elaboración es rápida, y no hace falta más que 100 gramos de un hilado cualquiera (aunque puede usarse más para hacerlo más grande). Esto hace que podamos invertir unos dineros más en un buen hilado.
Así y todo, el mío está hecho del acrílico más barato, en color rojo.
Las instrucciones fueron redactadas en inglés, pero el blog de su creadora cuenta ya con una versión traducida al español por... ejem... una servidora.
Para bajar el patrón en español, hacé click.



* Edito este post para asumir la culpa del error que van a encontrar en la traducción del chal. Se halla en la vuelta 3, donde dice (PA en el arco de 1 Cad, ...), debería decir (PA hasta el...). Ya se lo he hecho saber a la dueña del patrón, y espero que no decida tomar alguna drástica medida. Y por si no queda claro, el error se encuentra en la traducción, no en la versión original en inglés.

Ya se encuentra arreglado el error en el pdf y actualizado su vínculo, así que lo pueden bajar tranquilas. Reitero las disculpas.

19 de octubre de 2008

Amo a mi mami

A esa edad, ya Aurelia había conocido las vicisitudes de una vida austera. Trabajó desde niña y no pudo ir a la secundaria, como aún sigue siendo su sueño --hablo de esos sueños que se sostienen cuando ya somos grandes, suponiendo que fuera posible retornar en el tiempo y hacer aquellas cosas inconclusas.

Pasado el tiempo, muchas otras vicisitudes se le cruzaron, pero no hicieron mella en la inocencia de su alma aniñada --ni en su testarudez. Aurelia es inocente hasta en su más evidente culpabilidad y en todas sus fotos, en una cercana inspección de su mirar, es posible descubrir el mirar de una pícara niña, descubierta en el transcurso de una travesura. Y esto es explicable porque, en compensación por una niñez esforzada, Aurelia perseveró en seguir mirando las cosas con ojos de niña, en seguir creyendo fervientemente en la bondad de la gente, en la redención del malévolo, en el arrepentimiento, en el amor eterno.

La primera maestra de tejido que tuve fue Aurelia, quien --luego de haberse negado a aprender de su propia madre las artes del ganchillo-- decidió aprenderlo de grande... Cuando las limitaciones materiales la obligaron a vestirnos con prendas preciosas, tramadas y cosidas por sus manos... y no por un exceso de esnobismo burgués.

Por eso la amo, con todo este tejido que ella ha hecho de mi vida.

17 de octubre de 2008

La felicidad viaja por correo (la secuela)

Para que ustedes vean, la Abrujandra es un ser mitológico de palabra. Lo que se dice, un ser mitológico de los de antes y con la frente bien alta (por lo menos 10 cm más arriba que la frente de la Curupisa).
Digo esto no sólo porque somos amigas. Y a continuación ofrezco la evidencia para sustentar mis dichos (por favor, hagan la sucesión foto- texto citado- fotos)


El día estaba gris, horrible, como podrán ver en la foto, pero el cartero llegó con un paquete muy prolijo.. y dentro!!!!! LA BUFANDA QUE GANÉ EN EL CONCURSO DEL BLOG DE LA CURU Y ABRUJANDRAAAAAAAAA!!!!

QUE BELLAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!

Estoy extasiada, no se que tecnica usó Alejandra (la amiga de Silvia) para hacerla, es tan linda, tan fina, tan delicadaaaaaaaa!!!!!

Miren chicas, que suerte he tenido!!!


GABRIELA VIDAL
¡Felicitaciones a Gabriela! Sobre ella, pueden conocer un poco más en el blog de Solocrochet, un grupo de crocheteras en yahoo.
Y a las demás chicas, les decimos, emulando a las chapitas de gaseosas "Sigan participando"*.



* En serio, sigan participando, que no saben cuándo les puede tocar un nuevo sorteo.

15 de octubre de 2008

La paciencia pobrecita (o Tejedoras)

Me da ganas de llorar
la paciencia pobrecita
que echó al mundo tanto abrigo
allá por las anilinas.
Hebra por hebra, día tras día.

Estirando en el telar
secretos de abuela india,
la América de memoria
el mujerío eterniza.
Nudo por nudo, día tras día.

Tápenme cuando me muera
con una manta tejida
por mis paisanas.
No se acaben todavía,
angelitas de las guardas,
ay, madres mías.

Cómo no reverenciar
prendas con dolor habidas.
Perdón les quiero pedir
porque me las echo encima.
Hilo por hilo, día tras día.

Perdón por pagar tan mal
y por aquellos que digan
que pobre mujer no sabe
obrar con sabiduría.
Nudo por nudo, día tras día.

de María Elena Walsh y Oscar Alem

11 de octubre de 2008

Algorrobo

No es equivocación (aunque a veces le *chingo a las teclas), me gustó una vez que lo escuché decírselo a mi primer ex marido en un ataque de buen+humor. Me reí bastante recuerdo, con esa ocurrencia.
Estaba leyendo los colores que se obtienen con el algarrobo blanco y el negro, en ambos casos son los mismos:
-marrón claro
-marrón obscuro
-negro
De ambos, para cada tono se usan las mismas partes del arbolito y se recogen en la misma época y al igual que con el orcalicto, en otoño está bien.
Vamos con la canastita y un puñal filoso correteando por el bosque (o monte), la caperuza puede ser de cualquier color, el lobo ferozo puede estar a la vuelta de cualquier algorrobo, quien quiera que hable con él..quien no, le puede clavar el puñal (no olvidarse de limpiar la sangre para poder usarlo con el algorrobo).
Nos topamos con el blanco o el negro y si queremos hacer marrón claro...sácate, sácate a la corteza; si queremos marrón obscuro..sácate, sácate hasta llegar a la resina (me parece que en esta parte vamos a necesitar a un lobo ferozo que nos ayude). Si queremos negro metemos todo en una olla de fierro.
El proceso es igual al del teñido con cebólia.

*ojito a las mexicanas/os que puedan llegar a leernos, en estos lares chingar se entiende por errar.

Tarta de cerezas



1997 fue un particular año en mi vida. Ese año viví con mi abuela Irma, la mamá de mi papá (mi otra abuela). Ella no vivía lejos de la casa de mis padres --donde volví luego de estar aquel año con ella.Fue Irma la que, en mi adolescencia, me enseñó a tejer a dos agujas.
El día en que yo iba a volver a casa de mis padres, dejó por ahí, tirado entre otras cosas, un libro de cocina internacional deshojado. Estaba así por el uso frecuente que ella le daba, ya que trabajaba de cocinera y niñera y planchadora (hizo muchos trabajos en su vida, desde que a los ocho años la mandaron de criada desde Corrientes a Buenos Aires).
Lo más importante, además de recetas buenas y económicas, es que al frente había dejado caer una frase sobre la portadilla: "Silvia, todo lo mío es tuyo. Tu abuela Irma."(*)

De allí saco esta receta

Ingredientes: 200gs de harina, 50 gs de maicena, 1 cdita de levadura en polvo, 100 gs de manteca, 70 gs de azúcar, 1 huevo, cerezas, 3 cucharadas de pan rallado, canela, yema de 1 huevo.
Unir la harina con la maicena, la levadura en polvo, la manteca, el azúcar y el huevo.
Amasar hasta obtener una masa bien fina. Forrar una fuente de vidrio, previamente enmantecada, con la mitad de la masa y hacer un repulgue. Aparte, mezclar las cerezas con el pan rallado y la canela y verter sobre la pasta. Cubrir con el resto de la masa y pintar con yema de huevo, dorándola en horno caliente durante unos minutos.

La verdad es que aún no la probé. Si alguna la hace y le queda un asco, échele la culpa al sentimentalismo que me llevó a relacionar esta receta con lo de las cerezas anteriores.
En serio... Si alguna lo hace, me cuenta qué tal le queda. Acá en Posadas es toda una odisea encontrar cerezas (¿ y ya que estamos, no me manda un pedacito?)


(*) El libro vino a mí y volvió a su anterior dueña, varias veces. Eso hasta 2005, cuando la Irma se tornó en un mítico ser y yo me llevé su recuerdo a casa. Y no fue sólo el libro de recuerdo, pues cuando ella se estaba yendo, un Felipe se estaba preparando para nacer siete meses después.

10 de octubre de 2008

Cerezas de Curupisa


En estos aros puse dos bolas forradas con hilo Pilar, un hilo de algodón muy bueno, hecho en Paraguay.
Para forrar bolas, el procedimiento es sencillo. Se parte de una anilla pequeña (esa que llaman mágica) que se forma con el hilo alrededor del índice de la mano izquierda. Se pasa el ganchillo desde adelante hacia atrás, por el centro, y se trae de vuelta una lazada. A partir de esto trabajar en círculo sin cerrar la vuelta con punto raso, siguiendo en espiral (saltando del último punto de la vuelta al primero de la anterior)
1a v: 5 pb en la anilla.
2a v: 2 pb en cada punto de base.
2a v: * 1 pb en un punto, 1 aum en el siguiente*. Repetir de * a * toda la vuelta.
3a v: *1 aum en un pb, 1 pb en cada uno de los 2 sigtes* repetir toda la vuelta.
Se sigue con los aumentos hasta lograr el diámetro de la bola a forrar. Para eso, se agrega en cada vuelta 1 punto más entre aumento y aumento. Pero hay que saber dónde detenerse, esto es: pasando apenas un tercio de la altura de la bola (calculá a ojímetro). A partir de ahí se sigue sin aumentos y cuando se quiera ir cerrando la bola (ups), se empieza a disminuir. Si en la última vuelta con aumentos, estos tenían 4 puntos entre sí, se empieza con la misma cuenta. Esto es, cada cuatro puntos, una disminución. En cada vuelta sucesiva, se diminuye la cantidad de puntos intermedios, hasta cerrar completamente. Se remata y se esconde el hilo y yastá.

Finalmente, se decide qué catzo hacer con dos bolas rojas forradas al crochet (antes de hacer los aros, se me ocurrieron unas ideas...)

Cerezas de tul


Estamos en deuda con La Coquita.
Antes de proceder a explicar qué es esta deuda (gracias a los hados del averno, no es monetaria), debo (yo, Curupisa) apuntar el dedo y contar que, en su momento, casi nos juntó el destino en esta ciudad. Pero la amenaza del denghe acobardó a esta valiente mujer (sí, hasta ella huyó de nosotros).
Bueno, no sé si fue el denghe o lo que le conté sobre el Kurupí (o a ella le atrajo --la historia, no el Kurupí-- y a Atilio no le gustó nada).
En fin... La Coquita nos entregó este premio, o mimo, o... no sabemos bien.

REGLAS DEL PREMIO:

1.-Linkear a la persona que te premia... Coquita
2.-Entregárselo a otras bloggeras:

Silvita.
Luisa.
Flavia.


3.-Destacar la importancia de seguir la cadena de este premio porque gracias a ellos conocemos nuevos blogs, estrechando lazos de amistad, compartiendo ideas y revalorizando nuestro arte manual.

7 de octubre de 2008

Heredera


Una cierta habilidad en las manos, cierto gusto por la lectura, el cabello enrulado, cierta habilidad para distinguir ciertos sonidos. Cierto gusto por agujas, hilos, telas, un cierto libro escrito en alemán, la ruleta para marcar patrones, un bastidor, algunas fotos.
Parte de Lina que quedó.
Tres días atrás fue su cumpleaños, aunque hace dos décadas que la Oma no está con nosotros.
Cuatro años luego de esta foto --donde la vemos a la derecha, posando junto a su gemela Leunida, a sus catorce años--, la Oma ya tejía, con hilo de coser, las puntillas que luego usaría en los pañales de sus niños. No se le habría cruzado por la cabeza que unos trece años más tarde recién las necesitaría, ni que las usaría gran cantidad de veces. Ocho, en efecto.
Mi madre conserva estas puntillas, junto con otras posesiones que fueron de la Oma. Entre ellas el libro en alemán que la Oma me legó un día, cuando yo todavía era chica, cuando me llamó a su dormitorio, lejos de los demás, a escondidas, sólo frente a mi madre.


*(Si la primera foto hablara... además de mi Oma, me ven usando un vestido tejido al crochet por mi tía Isabel, pero ese es otro tema)

4 de octubre de 2008

Día de sorteo (y no es el último sábado del mes)







Acotación entre paréntesis de los días críticos de mi epsistencia.
Bueno...a continuación les presento la documentación gráfica del sorteo anunciado hace una semana.
Busqué manos inocentes y esto es lo que encontré.
¡¡¡FELICITACIONES GABRIELA!!!
No subo la foto de la chalina porque quiero que sea una sorpresa.
Muchas gracias a todos por hacerse ver, por participar, por la buena onda, etc.
No supe cómo subir las imágenes en orden cronológico, disculpas.