29 de marzo de 2009

¿Qué mirás? ¿Te debo?

Como las maldiciones de las machis son bravas, y el peso de las deudas no me deja dormir, procedo, en este sencillo y burocrático acto, a llenar los formularios remitidos a mi persona por, respectivamente, Abrujandra, quien coronó este blog con oro


Silvita y Malen (dos compañeras del grupo Solocrochet) que le pusieron las joyas a la corona, pero con la condición de que cuente ocho de mis sueños, a lo que respondo en el formulario siguiente,


y Abrujandra, de nuevo, pues prentende que dé a conocer los vericuetos de mi alma, eligiendo lo que más me guste en distintos rubros.

Estilo de música: según la época... ahora, chillout. A veces, todos los estilos trip, glam electrónico, rock, algo de folklore telúrico, tango, punk, new wave, samba enredo, tropicalismo...
Una serie: Padre de familia, Los Simpsons -en sus primeras temporadas-, Breaking Bad, El crítico, Regreso a Edén, La niñera, Las nuevas aventuras de la vieja Cristina, Amas de casa desesperadas, V- invasión extraterrestre, Mi nombre es Earl, Coupling (la inglesa), Queer as folk (la inglesa), El viejo (la serie alemana), La mujer maravilla, La mujer biónica, El auto fantástico, BJ, Los dukes de Hazzard, Los magníficos, Malcolm.
Una canción: Los libros de la buena memoria, Cuando el arte ataque, Alma de diamante, La bengala perdida, La montaña, La aventura de la abeja reina, Ella también, Penumbra, Jardín de gente, Cantata de puentes amarillos, Cementerio club, Que ves el cielo, Holanda, La miel en tu ventana, Muchacha ojos de papel, El anillo del capitán Beto, Maribel se durmió, Plegaria para un niño dormido, Resumen porteño, No ves que ya no somos chiquitos, Todos estos años de gente, Jabalíes conejines, Tengo un mono, El mono tremendo (Spinetta), Sour times y Only you (Portishead), Man that you fear (Marilyn Manson), Flowers bloom (Mandalay), Common people y This is hardcore(Pulp),
Un libro: suponiendo que se trate de un libro que haya amado, Confesiones de una máscara, de Yukio Mishima; Bestiario, de Cortázar; El proceso, de Kafka; La miopía de Rodríguez, de Masliah; El mirón, de Robbe Grillet; Adriana Buenos Aires (última novela mala) y Museo de la Novela de la Eterna (prmera novela buena), de Macedonio Fernández, Cerrado por melancolía, de Isidoro Blaisten, El beso de la mujer araña, de Manuel Puig (la película no le hace justicia)...
Libro actual: Modos del ensayo, de Alberto Giordano, Ensayos Macedonianos, de Ana Camblong, El mundo, el texto y el crítico, de Edward Said.
Último libro leído: Maldición eterna a quien lea estas páginas.
Un mal día: cuando casi murió esposo Curupiso, cuando murió Irma, cuando murió Sarni, cuando murió mi inocencia, cuando se fue Abrujandra, cuando descubrí que ya era tarde para convertirme en niña prodigio, cuando me dijeron mis padres que no, que no soy una rica heredera, todas las veces que Curupezno se enferma...
Una profesión: congresera (así como por estos lados se conoce a los promeseros, esos peregrinos que marchan hacia sus iglesias en cumplimiento de promesas, sería este un equivalente algo más sofisticado, que consiste, básicamente, en una especie de peregrino de congresos organizados por una comunidad académica --mezcla de negocios y placer a la vez), emperatriz del universo, carpetera (tejedora profesional de carpetitas y mantelitos), jefa, dueña, buscadora de pelo en el huevo, o su equivalente mosca en la leche, o su otro equivalente, quinta pata al gato.
Un sueño: la inmortalidad (en su reemplazo, funcionaría la mortalidad, pero dominando al mundo en el interín), modesta riqueza, todo condimentado con salud y amor, buenos enemigos que ayuden a resaltar mis buenas cualidades, vender todas las carpetas (que haré como carpetera), grandes aplausos en las ponencias que haré como congresera, que me paguen por todo el trabajo que realmente hago, y no la miseria que me pagan...

Llenos los formularios, debería yo reenviar a otros el trámite, así que lo hago indiscriminadamente a las siguientes:
Clara
Abrujandra
Tiara
Paty
Anny
Flavia
Coquita
Rosana



Si no quieren hacerse cargo de la cadena, buenísimo (son más corajudos que yo**). Si ya recibieron alguna de estas cadenas, háganse cargo de la que no hayan recibido. Si quieren cumplir con todo, allá ustedes.

* Claro que con cuerpo joven, y aclaro porque, como bien dijo esposo curupiso, no haría gracia la inmortalidad ganada a los ochenta años...
*** Che, no por ser mala onda, pero yadaya...

26 de marzo de 2009

El embelesador



Cuando llega el Embelesador, un tibio aroma familiar y un arrastrar los pasos en la escalera lo preceden. Hasta el momento de su esperado regreso, un hueco denuncia en mis entrañas su ausencia, pero ante su contemplación soy traída nuevamente a mi hogar.
El Embelesador constata mi bienestar y juguetea con retoño de su embeleso. En ese preciso instante, comienza mi arrobamiento y un henchir el pecho inspirado.
Yo aún no comprendo el mecanismo de su encantamiento --temo terminar de descifrarlo, por no espantar el hechizo-- pero intuyo que allí intervienen ingredientes diversos, a saber: un tibio aroma familiar, un tacto encendido, un mirar afilado, una palabra enigmática, especulación, intelecto y porte.
Mi instinto de supervivencia se agudiza cuando el mundo exterior o el mundo interior requieren su presencia. De ese modo, extiendo mi transcurrir hasta esa nueva siguiente ocasión en que el embelesador, en su retorno, vuelva a ejercer su arrebato.




(¡Feliz Cumpleaños al Embelesador!)


7 de marzo de 2009

De cómo vienen los niños al mundo


El otro día (bueno, es un decir, era el 26 de noviembre, luego de mi festejo de cumple Curupezno), me preguntaba Abrujandra sobre esta cuestión de cómo vienen los niños al mundo. Confieso que, incluso luego de haber tenido un niño en alguna ocasión, jamás ocurrióseme inquirir sobre los variopintos modos que tiene la naturaleza para otorgar niños a quienes lo desearan (o no lo desearan, imagino que el mecanismo sería el mismo).
Busqué en enciclopedias de varios tipos, pero no me decían más que lo mismo: el cuento de las abejas y los pájaros, la cigüeña, el repollo y la carta a París, el paramecio y la ameba, el huevo o cigota, el espermatozoide y el óvulo, lo que según un cierto yogur es todo mentira.
Como no encontraba la respuesta acertada, hice lo que cualquier científica de pura cepa haría: me encerré lejos del mundanal ruido, planteé el problema, construí mi cinturón de hipótesis (que, como todavía cargo con el peso de mi ya no tan reciente maternidad --que aún no logro entender cómo sucedió-- debe ser un poco grande), y me puse a contrastar.
Muy bien todo, la ciencia es gran cosa,... pero no tuve conclusión posible, así que busqué por otros caminos: la homeopatía, el aeromodelismo, la estenografía y la numismática.
Sin embargo, había sido que la respuesta a la pregunta del millón estaba más cerca de lo que esperaba.


The other day (well, it's just a saying, it was on nov 26th, when I was celebrating Curupezno's birthday) Abrujandra was asking about the matter of how children come into this world. I confess that, even when I already have a child, it never occurred to me to inquire about the various ways that nature has to give kids to those who want them (or even to those who do not, i suppose the mechanism is the same).
I searched through different enciclopedias, but they all said the same old things: the old tales about bees and birds, cranes, cabbages, letters to Paris, paramecium and amoebas, egg or zygote,
spermatozoids, ovule, and all of that which is untrue, according to a certain yogurth.
As I couldn't find the answer, I did what any pure blood scientist does: i isolated myself from the worldly noise, I posed the problem, I built my belt (which had to be a bit big, since I still carry all my not-so-recent-baby weight) of auxiliary hypotheses and I put myself to contrast it.
All right, science is a great thing,... but had no conclusion whatsoever, so I decided to search in other directions: homeopathy, model aircraft making, stenography, numismatics...
However, the answer to the one million dollar question was closer than I thought...



Por favor, ¿hace falta que lo explique? ¡Qué poca imaginación!
¡¡¡Los niños viajan entre diferentes dimensiones a través de los mantelitos que tejen las abuelas!!!

Please, is it necessary to explain it? Such poor imagination!
Children travel between different dimensions through doilies that grandmothers make!!!!


Este caduco meme viene de aquí... por eso no lo reenvío a nadie...
This expired meme started here, so I don't pass it on...