1 de octubre de 2009

¿Cuestión de estilo?


Mi abuela, indefectiblemente, cuando se refería a definir una situación o una cosa anteponía "al estilo de..." ignorando (o no) que se convertiría en un legado más.
Lo uso mucho en la cocina cuando invento con lo que tengo.
En la imagen están unas hamburguesas de pollo acompañadas por "Tomates naturales estilo Ña Leonor", así le gustaba comer los tomates a mi abuela y, así le gustan a mi hija menor que lleva impuesto como segundo nombre, Leonor.
Es la imagen de su plato, tiene siete años y come así, como una persona grande.
Las hamburguesas no tienen receta, se preparan igual que las de carne de vaca muerta (ajo, huevos, pan rallado y pollo...claro), los tomates bien, pero muy bien lavados y secos partidos al medio, chorreantes de aceite de oliva y espolvoreados con orégano, sin sal es como gusta a la pequeña comensal de la mesa. La mayoría de las veces usa el tenedor y el cuchillo pero, cuando estamos solas, se los pasa como si fueran tostadas con manteca...a mano nomás. El mantel acusaría una época del año, pero no...se trata del único que tengo y que rehuso a cambiar porque, total, para mí...todo el año es navidad.